Calcula tu financiación

Primero, ¡enhorabuena por el nuevo miembro de tu familia! Te mostramos cómo hacer espacio para tu bebé en tu dormitorio actual, sin comprometer el estilo, la comodidad y un buen descanso para todos.
 



 


Una cuna de tu estilo

Crea un rincón de descanso para tu pequeño con esta bonita cuna. Como es de color gris, será fácil de combinar con otros muebles que ya tienes en el dormitorio.
 



 


Hay un conejito para ti

Este suave conejo de peluche es un amigo adorable para jugar y también una lámpara que te guía por la noche. Su barriguita tiene una luz suave e indirecta, para que no tengas que encender la luces cuando lo alimentes de noche.




 



 


Inspirado en un bosque de cuento de hadas

El conejo, el ratón y la flor roja de este gimnasio para bebés contribuyen al desarrollo de sus sentidos. Cada detalle ha sido diseñado con cuidado, como nos cuenta la diseñadora Stina Lanneskog: “Contrastes de color intensos, movimiento y el susurro en la oreja del conejo estimulan la vista y el oído, además de despertar la curiosidad. Es importante entrenar la coordinación ojo-mano para alcanzar las cosas”.

 



 


Cambiar pañales también puede ser agradable

Sabemos que cambiar pañales no es lo más divertido del mundo, pero podemos hacerlo lo más lo agradable posible. Con este cambiador, puedes tener pañales, juguetes y cremas al alcance de la mano. Y cuando ya no tengas que cambiar más pañales, la podrás seguir usando como cajonera.
 



 





Momentos para conectar con tu bebé

Crea un rincón de lactancia con un sillón orejero que te permita sentarte cómodamente, y que también podrás utilizar cuando el bebé haya crecido. Una estantería de pared te permitirá tener las gasas, el vaso de agua y los juguetes organizados y a mano.
 



 

+