BORRBY farol para vela gruesa
BORRBY farol para vela gruesa
BORRBY farol para vela gruesa
BORRBY farol para vela gruesa
BORRBY farol para vela gruesa
BORRBY farol para vela gruesa
BORRBY farol para vela gruesa
BORRBY farol para vela gruesa
Novedad
BORRBY
Farol para vela gruesa
interior/exterior verde, 28 cm

7

005.630.71
5% de descuento con IKEA Family

¡Transporte gratis para compras superiores a 20€!

5% de descuento con IKEA Family


Los faroles siempre mejoran la decoración de un hogar y, cuando oscurece, su brillo crea un ambiente acogedor. Hacen que la casa sea más hogareña, los huéspedes se sienten más acogidos y aportan un toque romántico.
Num Artículo 005.630.71

Hemos bajado el precio
Vela gruesa sin perfume
natural, 14 cm
Precio anterior: 3,50
2,50
-28%

Más opciones disponibles

Vela pequeña sin perfume

3

2,50/ 50 unidades
-16%
Vela gruesa de LED
blanco/interior

9

Vela gruesa sin perfume
natural, 23 cm

5

Más opciones disponibles

Vela gruesa sin perfume
natural

1,50

Vela LED
blanco/interior, 28 cm

4,50

Precio IKEA Family
Vela gruesa sin perfume
natural, 19 cm

Precio habitual: 4

3
-25%

Más opciones disponibles

Vela perfumada gruesa
30 horas, bosque escandinavo, blanco

8

Vela perfumada gruesa
30 horas, jazmín, rosa

8

Hemos bajado el precio
Vela gruesa sin perfume, juego de 5
natural
Precio anterior: 9
7
-22%


Características principales

Adecuado para usar tanto en interiores como en exteriores.

Diseñador

IKEA of Sweden

Es bueno saber

Utiliza solo 1 vela gruesa de 15 cm de alto y 7 cm de diámetro como máximo.

Medidas

Medidas montado

Longitud:15 cm
Ancho:15 cm
Altura:28 cm

Medidas y peso del embalaje

¿Te lo llevas a casa? Asegúrate de que quepa en tu vehículo.

Largo: 28 cm
Ancho: 16 cm
Altura: 16 cm
Peso Bruto: 1,07 kg
Peso Neto: 1,07 kg
Volumen por paquete: 6,7 l

Materiales

Componentes principales:
Acero, Vidrio, Revestimiento en polvo de poliéster
Asa/mango:
Acero, Revestimiento en polvo de poliéster
BORRBY farol para vela gruesa

Instrucciones de mantenimiento

Limpiar con un paño húmedo.

Si lavas la superficie con agua caliente, eliminas fácilmente la cera endurecida.