De la buena elección de los elementos de una cama va a depender nuestro descanso y nuestra salud 

Hay que pensar que estamos comprando un artículo para muchos años y en el que vamos a pasar un tercio del tiempo.

En esta guía vamos a repasar cinco puntos importantes que debes tener en cuenta. Desde las medidas, la estructura o el colchón hasta aquellos elementos que nos aportarán comodad y confort.

1. Las partes de una cama. Cada elemento cuenta
2. Elegir base o estructura. El tamaño si importa
3. El colchón. ¿Duermes o descansas?
4. Almohadas y colchoncillos. Comodidad ante todo
5. Accesorios para un extra de confort

 

1. Partes de tu cama. Cada elemento cuenta

Empecemos por analizar los elementos de la cama, la perfecta combinación de todos ellos, influirán no solo en tu descanso sino también en el estilo y funcionalidad de tu dormitorio.
Estructuras de cama
Es el elemento principal que sostendrá al resto. Hay infinidad de estilos, clásicos y modernos. Además, la estructura determinará el resto de funcionalidades, como el almacenaje gracias a cajones, espacios abiertos o, como en el caso de MALM, un canapé. Puedes ver todas nuestras estructuras de cama aquí.
Somieres
Si eliges una estructura de cama deberás completarla con un somier. Los somieres amortiguan los movimientos y proporcionan elasticidad bajo el colchón. Todos los somieres de IKEA están hechos de capas de madera laminada que amortiguan y proporcionan mayor  elasticidad para tu descanso. Los hay fijos y de firmeza regulable, como en el caso de LEIRSUND.
Bases de cama
Es otra opción cuando se trata de crear un espacio de descanso personalizado. En este caso, es una superficie lisa que integra un somier con patas incorporadas. Estas patas pueden ser de diferentes alturas y diseños. Gracias a las bases de cama como ESPEVÄR, podrás unir dos bases y elegir dos colchones individuales con diferentes firmezas, para adaptarlo a las preferencias de cada persona.
Colchones y colchoncillos
Es uno de los elementos más personales de la cama. Deberás tener en cuenta tu postura de descanso favorita, su firmeza y confort, así como su estructura de espuma o muelles. Hay muchos aspectos que influyen en tu decisión, por eso queremos recordarte que en IKEA tienes hasta 89 noches para probarlo y, si no es lo que estabas buscando, puedes cambiar tu colchón por otro que se adapte mejor a tu tipo de descanso.
Almohadas
La almohada que elijas determina la postura de descanso correcta, manteniendo la cabeza y el cuerpo alineados con la espalda y garantizando un descanso tranquilo y cómodo. Podrás elegir entre almohadas firmes, de firmeza media o ergonómicas como KLUBBSPORRE. Todas nuestras almohadas están hechas de algodón, para proporcionar este confort extra que completará tu descanso.
Fundas, ropa de cama y edredones
Estos elementos, entre otros, crean el confort diario de nuestra cama. Comodidad, calidad y diseño que se adapta tu forma de dormir. Una funda protegerá tu colchón de polvo y otra suciedad. La ropa de cama dará mayor calidez mientras que los diferentes tipos de edredón harán que descanses a la temperatura adecuada.


 

2. Elige una base o estructura

Cada una tiene sus propias ventajas, por eso es importante que te hagas las siguientes preguntas. ¿Necesitarás espacio adicional debajo de la cama para almacenar ropa de cama, edredones u otros textiles? ¿Prefieres que cada persona que usa la cama tenga su propio colchón adaptado a sus necesidades de descanso? ¿Necesitas un somier de firmeza regulable que se adapta al contorno de tu cuerpo y proporciona mayor confort? Te lo contamos a continuación.
Bases de colchón
Son perfectas para crear tu propio espacio de descanso personalizado. Están compuestas por una estructura que deberás de elegir según el tamaño del colchón.


Completa la base con una funda ESPEVÄR en blanco, gris oscuro o color natural y las patas que sostendrán la estructura. Tienes disponibles patas de madera o acero y de alturas diferentes.


Para hacértelo todo más fácil, hemos preparado una completa selección de bases de colchón que incluye todos los elementos, para que solo tengas que elegir el tamaño que mejor se adapta al tamaño de tu dormitorio.
 
 
Estructuras de cama
Constan de un cabecero, un travesaño, una viga central SKORVA y un piecero dependiendo de la serie o el modelo. A esta estructura deberás añadir un somier sobre el que colocarás tu colchón, que dependerá del tamaño de la estructura que has seleccionado.


Series como MALM, BRIMNES or SONGESAND también incluyen diferentes configuraciones de cajones para almacenar ropa de cama. Echa un vistazo a estas estructuras con almacenaje y descubre sus ventajas.
 
La importancia del somier
El somier ayuda a prolongar la vida útil de tu colchón, proporcionando mayor confort y ajustándose a todo tipo de colchones, desde latex a espuma viscoelástica, que necesitan mayor transpiración que los colchones tradicionales de muelles. Nuestros somieres tienen láminas de haya y abedul, una madera muy resistente y flexible.

Si tu cama es de 90cm de ancho, deberás completarla con un somier de 90x200cm. Para una cama de 140cm, deberás incluir una viga central SKORVA y dos somieres de 70x200cm o un somier LEIRSUND de 140x200cm.

Para camas de 160cm, necesitarás una viga central SKORVA y dos somieres de 80x200cm. Por último, para camas de 180cm deberás tener dos somieres de 90x200cm y una viga central SKORVA como apoyo.
Lönset está formado por 28 tablillas encoladas de abedul que proporcionan un soporte corporal muy preciso y hacen que el colchón sea más flexible.

Ver estructuras con Lönset desde 109€
Luröy es un somier formado por 17 láminas encoladas de abedul que dan más flexibilidad al colchón y proporcionan soporte al cuerpo.


Ver estructuras con Luröy desde 79€
Leirsund aúna 42 tablillas de abedul que se amoldan al peso. Gracias a su capacidad de firmeza regulable, el somier se amolda al contorno corporal.

Ver estructuras con Leirsund desde 129€
 

3. El Colchón

Este apartado merece una guía aparte, de modo que vamos a enumerar los tipos y características principales que debes tener en cuenta a la hora de comprar un colchón. A grandes rasgos veremos los tipos; muelles o espuma, firmeza y confort.
Colchones de muelles
Este tipo de colchones distribuyen el peso del cuerpo de manera uniforme, eliminando la presión sobre cualquier parte del cuerpo. Su estructura proporciona una buena circulación del aire y un microclima seco y fresco. El tipo de muelles, el grosor del alambre y la capa de confort determinarán la comodidad del colchón.

Los colchones de muelles tipo Bonnell constan de 4 o 5 muelles enlazados que incrementan la resistencia al peso. Son duraderos y están fabricados únicamente de alambre de acero, que es fácil de reciclar y respetuoso con el medio ambiente.

Los colchones de muelles embolsados o ensacados, tienen 5 o 6 muelles enlazados en forma de barril. Proporcionan un buen apoyo y responden rápidamente a cualquier movimiento, ya que trabajan independientemente uno de otro. Son muy duraderos, con alambres de acero y materiales reciclables.

 
 
Colchones de espuma
La espuma proporciona un confort estable, se amolda al contorno del cuerpo con facilidad y absorbe los movimientos. Algunos colchones de espuma también incluyen zonas para mejorar la distribución de la presión, especialmente para las caderas y los hombros.

Todos nuestros colchones de espuma son desenfundables. Podrás lavar la funda para que luzca siempre como nueva.

Un colchón de espuma resiste mejor los objetos pesados cuanta más alta es la densidad y su capa de confort. Dicha capa depende de la elección del material, como por ejemplo una capa de espuma adicional, espuma de alta resilencia, espuma de momoria, latex o latex natural.
 


"...nuestros colchones de espuma son desenfundables. Podrás lavar la funda para mantenerla como nueva..."


 
Firmeza
En IKEA podrás encontrar colchones de cualquiera de los tipos citados anteriormente en versiones de firmeza media,  firme y extra firme. Recuerda que es importante que el colchón distribuya tu peso corporal y que cuentas con hasta 89 noches para probar tu colchón.
Capas de confort
Colchones como HYDRASUND ofrecen un apoyo muy preciso gracias a sus zonas de confort, aliviando la presión en hombros y caderas. Puedes encontrar colchones con capas de viscoelástica, latex o espuma reforzada entre otras.
 

4. Almohadas, sábanas y edredones


Confort, calidad y diseño adaptados a tu forma de descansar también con nuestros textiles, porque solo tú sabes cómo te gusta hacerlo y porque de eso están hechos los sueños. También los tuyos.

¿Almohada alta, baja o ergonómica?

La elección de la almohada es fundamental para dormir en una postura adecuada, que garantice un sueño tranquilo y reparador, manteniendo la cabeza y el cuerpo alineados con la columna vertebral. Tenemos la solución perfecta para ti, tanto si quieres una almohada alta, baja o ergonómica.
Las almohadas de firmeza media tienen menos relleno frente a las más firmes, que cuentan con más relleno en su interior. También dispones de almohadas viscoelásticas como ROSENSKÄRM, que te ofrecen un buen soporte, reaccionan a la temperatura corporal y se amoldan al contorno de la cabeza.

En cuanto al relleno, son varios los materiales usados para conseguir la comodidad que necesitas.  Las almohadas con rellenos naturales como pluma, plumón o algodón, transpiran perfectamente y absorben muy bien la humedad, son almohadas que no se deforman y se adaptan de forma precisa, proporcionando el apoyo ideal.

Las almohadas con relleno de microfibra y materiales como el lyocell, el poliéster o la espuma absorben adecuadamente la humedad y son suaves y ligeras. 
VILDKORN proporciona el apoyo necesario gracias a su porcentaje de plumas y como el tejido exterior es 100% algodón, todo es natural.
LAPPTÅTEL es una almohada de lyocell y algodón, suave y esponjosa, con relleno de microfibra que da la sensación de plumón.

 

¿Edredón fresco, cálido o 4 estaciones?

La temperatura de tu edredón ideal depende de tu propia temperatura corporal, de la temperatura de la habitación y de si lo compartes con alguien más. ¿Edredón fresco, cálido, o 4 estaciones? ¡Encuentra el que mejor se adapta a ti!

Al igual que las almohadas, IKEA cuenta con edredones sintéticos que puedes lavar a máquina y son ideales para personas con alergias. Algunos edredones llevan relleno de microfibra, tan suave y ligero como el plumón. Los edredones naturales están compuestos de materiales aislantes que transpiran muy bien y absorben la humedad de manera excelente como en el caso de SÖTVEDEL o HÖNSBÄR.

Y no olvides la funda para el edredón a juego con tus sábanas, cortinas o el color de la pared de tu dormitorio. Hay más de 100 para elegir.

En cuanto a las sábanas, necesitarás una sábana bajera así como un juego de sábanas con fundas de almohada correspondiente a la medida de tu cama. Échale un vistazo a nuestros textiles para la cama, seguro que encuentras el color que más se ajusta a tu composición.
 
BRUNKRISSLA es una funda de edredón con funda para almohada en bonitos tonos verdes y azules.
SKOGSALM es una funda de edredón con funda para almohada de algodón suave y natural.

 

5. Accesorios para un extra de confort

Te proponemos cuatro grandes aliados para tu cama con los que conseguirás ese extra de confort para tus dulces sueños.
Una colcha es siempre útil. Añade color y comodidad a tu dormitorio vistiéndolo con tus colores favoritos.

Ver colchas desde 6,99€
Consigue una cama única con la combinación de colores y calidez que te dan los cojines.

Ver cojines desde 1,99€
No hay nada como una manta suave y cómoda a los pies de tu cama. Lana, lino o algodón... para que no tengas frío.

Ver mantas desde  2,99€
Coloca un colchoncillo sobre tu colchón, lo harás todavía más cómodo y lo mantendrás más protegido de la suciedad.

Ver colchoncillos desde 49€




Cargando ...