La espuma viscoelástica actúa mientras duermes, adaptándose a tu cuerpo para ofrecerte el confort y el soporte que necesitas para descansar a lo grande. Además, las zonas de confort alivian las presiones en hombros y caderas.