Cómodos y elegantes

Sus patas de madera maciza de haya y su asiento de piel hacen de los taburetes altos y sillas HENRIKSDAL una opción cómoda, resistente y muy elegante para sentarte. Asiento acolchado, muy fácil de limpiar y mantener. Asientos que envejecen con estilo, y ganan carácter con el paso del tiempo. Y, por si todo esto fuera poco, todos los materiales de estos artículos son reciclables.




Cargando ...